Instalaciones Térmicas, fotoeléctricas y eólicas en Barcelona, Vallés, Maresme,…

Buscamos la autosuficiencia en el consumo doméstico y la reducción de costes de suministros fijos, es por ello que realizamos Instalaciones de energías renovables, tanto Térmicas como fotovoltaicas y eólicas.

La energía solar es una energía renovable, obtenida a partir del aprovechamiento de la radiación electromagnética procedente del Sol. La radiación solar que alcanza la Tierra ha sido aprovechada por el ser humano desde la antigüedad, mediante diferentes tecnologías que han ido evolucionando.

Hoy en día, el calor y la luz del Sol puede aprovecharse por medio de diversos captadores como células fotoeléctricas, heliostatos o colectores solares, pudiendo transformarse en energía eléctrica o térmica. Es una de las llamadas energías renovables o energías limpias, que podrían ayudar a resolver algunos de los actuales problemas más urgentes que afrontan los seres vivos.

Avilec se compromete delante de la necesidad a la que nos enfrentamos para ayudar a disminuir el calentamiento global del planeta.

La energía solar.

Se trata de la energía obtenida directamente del Sol (que es, al mismo tiempo, origen de todas las energías renovables). En función del mecanismo de aprovechamiento que se utilice se podrá obtener calor o electricidad.

  • La energía solar fotovoltaica: se trata del aprovechamiento de la energía que procede del Sol y su transformación en energía eléctrica. La corriente eléctrica producida podrá ser directamente consumida, almacenarse en baterías o acumuladores o adaptarse para su incorporación a la red eléctrica.
  • La energía solar térmica: consiste en aprovechar la energía que se recibe del Sol para la obtención de calor, pudiéndose utilizar para climatizar edificios, producir agua caliente o para aplicaciones industriales.
  • La energía solar termoeléctrica: en las centrales termosolares se calienta un fluido que genera vapor de agua a presión que produce electricidad que se puede introducir en la red eléctrica.

Una de las opciones que permite la energía solar fotovoltaica y la eólica de pequeña potencia es la de generar energía eléctrica propia, lo que se conoce como autoconsumo. Mediante este autoconsumo:

  • Se posibilita el consumo de la energía producida por la instalación de energía renovable en los momentos en que sea precisa su utilización en los edificios y viviendas.
  • Se permite que, cuando no se necesite la energía, al no haber consumo eléctrico, ésta pueda verterse a la red eléctrica.

La energía eólica.

Consiste en aprovechar la energía del viento, por medio de los denominados aerogeneradores o molinos.

El aerogenerador es el elemento principal de este sistema de energía renovable, siendo el más común el que convierte la energía del movimiento del aire en energía eléctrica que finalmente se transmite a la red eléctrica.

Típicas instalaciones eólicas son las minieólicas aisladas de la red eléctrica y las plantas eólicas o parques eólicos conectados a la red eléctrica.

Las pequeñas instalaciones minieólicas aisladas de la red eléctrica, utilizan baterías para acumular la electricidad producida para su consumo posterior, por ejemplo, en viviendas. Estas pequeñas instalaciones son de pequeña potencia y pueden complementarse con otros sistemas de renovables como la solar fotovoltaica.

Las instalaciones eólicas de baja potencia (así como las instalaciones de energía solar fotovoltaica) posibilitan el autoconsumo de energía eléctrica por parte de cualquier persona consumidora, es decir, que ésta pueda generar su propia energía eléctrica.

Fuentes: Consumo Responde

Estudio de necesidades

Preparamos un estudio de necesidades energéticas y realizamos un proyecto llave en mano. Dependiendo del consumo necesario, de la situación de la vivienda y de las necesidades a cubrir, te ofrecemos un conjunto de soluciones.